domingo, 12 de febrero de 2012

TULIPA DE ENSALADA

Esta receta es muy curiosa ya que tanto el contenido como el continente se puede comer y eso puede ser algo muy divertido a la hora de poner un entrante en una cena con amigos. Y sobra decir que es un entrante muy contundente ya que, si te comes la ensalada y la tulipa.... no creo que te queden ganas de comer mucho más.

La aprendí en un curso de cocina que hice hace algún tiempo y me pareció tan original que me he decidido a contárosla. La pongo tal cual la hicimos, es decir, con ensalada, pero también puede servir de recipiente a una crema de calabacín, a un revuelto de trigueros o de setas, unos espaguetis a la carbonara, un rissoto a la milanesa... en fin, el abanico de posibilidades es enorme, tan grande como nuestra imaginación.



Ingredientes para la ensalada:
  • Un paquete de ensaladas frescas variadas al gusto (brotes tiernos, rúcula, canónigos, etc.)
  • Un rulo de queso de cabra (lo venden en Lidl a muy buen precio)
  • Un puñado de nueces peladas
  • Un puñadito de pasas
  • Un bote de palmitos (los de Mercadona son muy buenos)
  • Sal, aceite de oliva virgen extra, vinagre de Módena.

Ingredientes para la tulipa (salen dos, si queréis más cantidad doblad los ingredientes)
  • 50 gr de harina normal
  • 10 gr de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de pimentón
  • 4 cucharadas de agua
Para preparar las tulipas: poner en un bol el harina junto con el aceite, el pimentón, la sal y mezclar, añadir el agua y amasar hasta que quede una masa elástica que no se pegue en las manos (puede ser necesario añadir un poco más de agua). No se tarda prácticamente nada en hacerla, hacer una bola, emvolverla con papel film y meterla en la nevera 15 minutos.

Precalentar el horno a 200º sacar la masa de la nevera estirarla con un rodillo hasta que quede muy finita.

Colocar unas flaneras o cualquier otro recipiente apto para el horno, boca a bajo y forrarlas con la masa. Hornearlas durante 10 minutos, sacarlas y, con mucho cuidado para que no se rompan (os parecerá que están blandas, pero se endurecen al enfriar y quedan crujientes), despegarlas de las flanera y reservar hasta el momento de servir, ya que si se llenan antes de tiempo se ablandan y se rompen. Pero podemos tener las tulipas preparadas de un día para otro y en el último momento montar el plato y presentarlas, no importa que parezca que no han quedado muy bonitas ya que al rellenarlas apenas se notan los desperfectos.

En esta ocasión yo he hecho platos individuales, pero podéis usar un molde grande en vez de flaneras y servirla como ensalada al centro para compartir.


En un recipiente aparte preparar la ensalada y aliñarla. Ir poniéndola en los recipientes comestibles y servir rápidamente para que no se ablanden las tulipas.
Bon apetit.
Aquí tenéis algunas ideas para rellenar las tulipas:

2 comentarios :

  1. Que forma más original de preparar la ensalada,yo la hago igualita pero sin tulipa,te copio la receta de la tulipa.Besitos

    ResponderEliminar
  2. Pues ya verás qué bien queda y cómo sorprende cuando tienes una cena. Gracias por comentar. Besos.

    ResponderEliminar