lunes, 26 de noviembre de 2012

PIMIENTOS ROJOS RELLENOS DE POLLO Y ARROZ

Como siempre suele suceder cuando vas a comprar una cosa predeterminada te encuentras con que no hay y tienes que cambiar tus planes de comida, pues precisamente eso es lo que me pasó a mí el otro día cuando iba a comprar unos pimientos rojos grandes para asar y sólo encontré unos pimientos rojos pequeños pero muy frescos. En ese mismo momento decidí buscar alguna receta y prepararlos rellenos. Era la primera vez que los preparaba y como en el relleno llevaban arroz tenía un poco de miedo que éste me quedara o demasiado duro o demasiado blando, pero me quedaron muy ricos y afortunadamente con el arroz en su punto. Son muy fáciles de hacer y quedan muy resultones para preparar para una cena de amigos, además al día siguiente están todavía muy buenos con lo que se pueden preparar de víspera.





Ingredientes:
  • 6 pimientos pequeños
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gr. de pechuga de pollo
  • 200 gr. de arroz
  • Aceite de oliva virgen
  • 100 gr. de queso parmesano rallado
  • Sal y pimienta
Se lavan y se secan bien los pimientos. Se les corta la tapadera por arriba (reservándola para taparlos) y se limpian bien por dentro de pepitas y nervios. Se les echa un poquito de sal y se reservan.

En una sartén se pone a pochar la cebolla y los dientes de ajo cortados muy pequeños, cuando estén transparentes se le añade el tomate y la pechuga de pollo troceada también muy pequeña y se deja que se fría todo junto durante 10 minutos. Cuando haya pasado este tiempo se le añade el arroz y si vemos que se queda demasiado seco añadimos como medio vaso de agua o caldo y dejamos que llegue a cocer y en este momento apartamos del fuego.

Rellenamos con este sofrito los pimientos,  espolvoreamos el queso por encima, les colocamos los sombreritos y los ponemos en una fuente resistente al microondas y al horno. Los cocemos en el microondas durante 12 minutos a máxima potencia.

Pasado este tiempo los pasamos al horno durante 15 minutos a 200º para que se queden doraditos. Terminado el tiempo dejarlos reposar unos diez minutos más para que el arroz quede en su punto.

Este plato queda mucho más bonito si utilizáis pimientos de colores (rojo, verde, amarillo) y también puede servir para aprovechar restos de carne de cocido, de asado, incluso jamón york de ese que tenemos dando vueltas por la nevera. Espero que os guste.


2 comentarios :

  1. Tienen que estar riquísimos! ahora mismo me comía uno o dos!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues comete los que quieras, que hay de sobra!! Un beso.

      Eliminar