domingo, 29 de enero de 2012

HUEVOS POCHES A LA FLORENTINA

He intentado buscar algo de historia acerca de este plato, pero no he encontrado nada. Lo único que he podido sacar en conclusión es que todo plato apellidado "a la florentina" debe de llevar espinacas y salsa besamel en su composición, pero por lo demás no sé por qué se llaman así ni quién las inventó.

Es un plato muy recomendable para niños ya que, normalmente, a ellos les encantan los huevos y la besamel y es una manera estupenda de hacerles comer espinacas que no les suelen gustar tanto. Y para los mayores es una receta muy rica aunque, eso sí, un poco contundente y calórica, pero bueno, se puede hacer de vez en cuando y saborearla despacio para que dure más.

Y desde luego es un plato que queda muy bien para cualquier cena o comida con amigos o familia, ya que aunque no es lo mejor sí que se puede tener preparada con antelación sólo a falta de añadir el queso y gratinarla.


Ingredientes (para cuatro personas)
  • 4 huevos
  • 1 bolsa de espinacas frescas
  • 100 gramos de jamón serrano picado muy fino
  • Queso rallado para gratinar
  • Un diente de ajo, perejil y aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta

Para la besamel
  • 500 ml. de leche (entera o semidesnatada)
  • 50 gr. de harina.
  • 50 gr. de aceite de oliva o mantequilla
  • Sal, pimienta y nuez moscada
 
En primer lugar ponemos una olla grande con abundante agua y un chorro de vinagre para escalfar los huevos, cuando el agua esté hirviendo bajar el fuego e ir cascando los huevos y echándolos en el agua y dejarlos como 3-4 minutos para que se hagan, tienen que quedar prácticamente crudos ya que se terminarán de hacer en el horno, cuando estén hechos sacarlos a un plato con un papel absorbente para que escurran el agua. También los podéis hacer fritos, cocidos o simplemente cascarlos crudos encima de la besamel al ir a montar el plato.

Preparar la besamel: para no hacerlo muy largo aqui tenéis la manera de hacerla.

En una sartén poner un par de cucharadas de aceite de oliva y dorar un diente de ajo triturado y el perejil, añadir las espinacas, un poco de sal y pimienta y rehogarlas dos minutos solamente para que no queden muy hechas.

En el fondo de una fuente de horno poner en este orden: una capa de besamel, las espinacas, los huevos, el jamón bien picado y otra capa de besamel. Espolvorear con el queso rallado y unos pegotitos de mantequilla y gratinar en el horno hasta que el queso esté bien dorado.

Espero que os guste.

2 comentarios :

  1. Que plato mas rico nutritivo y apetecible, me lo llevo, un beso

    ResponderEliminar
  2. Pero no comas mucho, que engorda. Besos.

    ResponderEliminar