viernes, 27 de abril de 2012

MIGAS MANCHEGAS

Esta receta la hago, sobre todo, cuando me ha sobrado mucho pan el día anterior ya que es una forma riquísima de aprovecharlo. Una amiga me comentó, y me parece genial la idea, que en su casa las comían mucho y lo que hacía era cortar en pedacitos pequeños todo el pan del día que le sobraba, fuese mucho o poco, e irlo poniendo en una bolsa en el congelador, cuando tenía la cantidad suficiente (ellos son 5) pues ese día preparaba las migas. Es un plato contundente y calórico y desde luego no sirve para ninguna dieta de adelgazamiento, pero está buenísimo y un día es un día.
Como siempre ya sabéis que me gusta poner un poquito de la historia del plato y aquí va:

"Las migas (a veces llamadas migas de pastor) son un plato típico de pastores con el que se aprovechan las sobras de pan duro, aunque existen también las migas de harina, típicas del sudeste español. Las migas provienen quizá del cuscús magrebí; en los territorios cristianos se hacían con pan y se le echaban torreznos de cerdo para distinguirlo de la comida árabe y judía.
Son típicas en el centro y sur de la península Ibérica, principalmente en la Mancha, Murcia, Andalucía, Extremadura y Aragón, así como en la región portuguesa del Alentejo."



INGREDIENTES (para cuatro personas)
  • Una barra de pan del día anterior
  • 150 gr. de panceta o beicon ahumado
  • 100 gr. de chorizo para freír o cocinar
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón (dulce o picante al gusto)
  • Aceite de oliva
  • Sal.
Unas horas antes cortar toda la barra de pan en pedacitos pequeñísimos (también lo podéis picar en una picadora o thermomix pero no queda igual), colocarlo en una bandeja y salpicarle por encima un poco de agua, taparlo con un paño húmedo y dejar reposar (esto se puede hacer la noche anterior).

En una sartén poner aceite de oliva que cubra todo el fondo con generosidad, echar los dientes de ajo y cuando estén un poco dorados añadir el beicon o panceta cortado en trozos pequeños, dejarlo que se fría y añadir el chorizo también cortado pequeño.

Cuando esté todo bien frito separar la sartén del fuego y añadirle primero la cucharadita de pimentón y seguidamente el pan, darle vueltas con una cuchara de madera. Dejar cocer a fuego bajo durante 15 minutos removiéndolo de vez en cuando para que no se pegue en el fondo. Están hechas cuando hayan perdido la humedad y estén crujientitas.

En algunos lugares las sirven con uvas peladas, pasas, trozos de melón... Espero que os gusten.

12 comentarios :

  1. Me encantas las migas como manchega de uena cepa, te han quedado para no dejar ni una en el plato!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Maizena, además siempre se pueden preparar con pan sin gluten. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Buenisimas las migas!!!! ,yo también soy manchega , pero en mi zona no le ponemos pimentón , haber si un día de estos las pongo en mi blog.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Pues les da un sabor muy rico, pero sin él también están de muerte. Besos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  5. Que delicia de plato podrian ser las migas de un rey, pero de esos que no cazan elefantes, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Gracias Sopaboba por comentar. Besos.

      Eliminar
  6. ¡Uy lo que yo he oído hablar de las migas! Ni te imaginas... ¡Pero claro! Ni probarlas...
    Pero ahroa tengo la receta... ¡Que tiemblen mis amigos manchegos, que llego yo con mi "tuneo singlu"!
    El domingo, para comer... ¡Tu receta!
    Un millón de gracias, ¡me hace muchísima ilusión!
    L.gemma (mamá de Sandra Singluten)

    ResponderEliminar
  7. Gracias Gemma, ya verás que ricas te salen y además las puedes adaptar sin ningún problema. Un beso fuerte para ti y otro para Sandra.

    ResponderEliminar
  8. Tus migas tienen que estar estupendas, yo las hago igual pero sin el pimentón.
    Cuestión de costumbres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me habéis convencido la próxima vez que las haga no las voy a echar pimenton, a ver qué tal me salen. Besos.

      Eliminar
  9. Ostia...que recuerdos me acaban de venir al ver esta receta...las hacia mi abuelo y despues mi tio...desde que ellos nos estan hace mucho que no se come migas...creo que me llevo tu receta, ya va siendo hora que alguien tome el relevo.
    Gracias por esa receta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que con tu comentario me he acordado que a mi padre le gustaban mucho las gachas (pero las saladas con harina de almortas), la única que las hacía era mi abuela. A lo mejor me animo un día a hacerlas y ponerlas en el blog, que hay que recuperar recetas tradicionales y antiguas. Un beso fuerte.

      Eliminar