lunes, 17 de diciembre de 2012

ALUBIAS BLANCAS CON CONEJO

Aunque se acercan las Navidades y éste precisamente no es un plato de fiesta, estas fechas resulta que también tienen días de diario y, además, días muy fríos por lo que esta receta nos viene genial. Es un guiso tradicional que no tiene ninguna complicación, es fácil, barato y además plato único con lo que no tenemos que estar toda la mañana en la cocina (tanto si lo hacemos en la olla rápida o de la manera tradicional). También es de esos platos en los que merece la pena hacer gran cantidad y tener para varios días, ya que nos sale casi igual de precio hacer mucho que poco y está mucho más bueno de un día para otro, cuando todos los ingredientes se han asentado y mezclado todo su sabor.


Ingredientes
  • 300 gr. de alubias blancas puestas a remojo en agua fría la noche anterior
  • Medio conejo partido en trozos pequeños
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento verde grande
  • 200 gr de tomate natural triturado
  • 5 ó 6 dientes de ajo
  • Perejil
  • 2 hojas de laurel
  • 50 gr de arroz normal redondo
  • Aceite y sal
En la olla rápida poner a cocer las alubias en agua fría, que las cubra por completo, con las hojas de laurel, una cebolla, 3 ó 4 dientes de ajo, sal y dejar cocer el tiempo que os indique vuestra olla hasta que estén hechas pero no pasadas.

Mientras tanto en una cazuela poner a pochar en aceite un par de dientes de ajo, la cebolla, el perejil y el pimiento verde troceados muy finos. Cuando estén transparentes añadir los trozos de conejo y dejar que se doren por todos los lados (unos diez minutos), añadir el tomate triturado y dejar que se cocine todo junto durante otros diez minutos aproximadamente.

Cuando ya estén hechas las judías, abrimos la olla y retiramos las hojas de laurel, la cebolla y los dientes de ajo. En esta misma olla volcamos todo el refrito de la sartén y damos unas vueltas. Rectificamos de sal , añadimos el arroz y lo dejamos cocer destapado durante unos 15 minutos, hasta que el arroz esté hecho.

Si hacéis más cantidad para que os sobre para otro día, no añadáis el arroz hasta el último momento y con la cantidad que nos vayamos a comer ese día, ya que el arroz se chupa todo el caldo y os quedará una masa incomible. Igualmente si vais a congelar una parte que sea también sin arroz por el mismo motivo. Espero que os guste.

lunes, 10 de diciembre de 2012

SOPA CHINA AGRIPICANTE

Esta sopa que suele estar incluida en la carta de casi todos los buenos restaurantes chinos occidentales, tiene su origen en Pekín, donde los inviernos son gélidos con temperaturas muy bajas.

En China, la sopa se sirve en lugar de agua o bebidas frías, ya que se cree que no es bueno para el organismo consumir bebidas durante las comidas. Una buena sopa es la mejor forma de dar un final muy satisfactorio a una cena. La tradición incluye recetas para cada estación del año que van desde la sopa de aleta de tiburón o nido de golondrina, hasta las más sencillas de caldo vegetal con glutamato monosódico servidas en cualquier puesto callejero, pasando por las sopas herbales con propiedades medicinales.

Aunque supongo que la verdadera sopa agripicante china tendrá otros ingredientes más autóctonos, he conseguido una versión muy parecida a la original que he tomado en los restaurantes chinos.



Ingredientes (para cuatro personas)
  • 250 gr. de pechuga de pollo en trozos pequeños
  • 2 puerros
  • 1 zanahoria grande
  • 4 o 5 hojas de repollo
  • 100 gr. de champiñón
  • 1 tomate triturado
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • El zumo de una lima o limón
  • Picante al gusto (que puede ser guindilla, tabasco, etc)
  • 3 cucharadas de aceite de girasol o de oliva suave
  • 1 litro de caldo de verduras o de pollo
  • 2 cucharaditas de maizena

En una cacerola poner a rehogar todas las verduras cortadas en trozos muy pequeños con el aceite, en un poco de caldo frío diluir la maizena y reservar. Cuando estén bien pochadas las verduras añadir los trozos de pollo y dejar que se doren un poquito. Añadir el caldo, la soja, el zumo de lima, el picante y la maizena diluida. Dejar cocer durante 30 minutos.

Al finalizar el tiempo probar la sopa para rectificar y si es necesario añadir más zumo o más picante o más sal o más soja..., esto ya a vuestro gusto.

El resultado es una sopa espesita, muy rica y reconfortante además de original con ese toque agrio y picante. Espero que os guste.

lunes, 3 de diciembre de 2012

COCA DE CALABACIN

Se va acercando la Navidad a gran velocidad y como son unas fechas de comer y beber hasta la saciedad, se me ha ocurrido poner una receta un poco más ligerita para compensar un poco las comilonas que nos esperan. Si queréis que sea mucho más light podéis echarle menos queso o quitárselo del todo y espolvorear por encima un poco de ajo, perejil y aceite; podéis utilizar para ello la PASTA DE AJO que puse hace pocos días en mi blog.

Con respecto a la masa podéis comprar cualquier masa ya preparada de pizza o quebrada la que más os guste, personalmente he probado las de la marca Buitonni y son muy buenas. O bien podéis hacerla casera, en esta entrada de mi blog tenéis una receta de masa de pizza que a mí siempre me sale bien MASA DE PIZZA.


Ingredientes para la Coca de Calabacín
  • 1 plancha de masa de pizza o quebrada (casera o comprada)
  • 1 calabacín grande cortado en rodajas
  • 1 tomate rallado
  • 200 gr de queso rallado del que más os guste (de cabra, queso azul o una mezcla de varios)
  • Un puerro pequeño cortado en rodajas muy finas
  • Aceite de oliva virgen extra
Estirar la masa y colocarla en una bandeja de horno levantando un poco los bordes. Untar toda la superficie con el tomate rallado, ir colocando las rodajas de calabacín (intentar hacerlas muy finitas con una mandolina o con un cuchillo bien afilado) llenando bien por todos los lados, espolvorear el queso rallado y las rodajas de puerro por encima y, finalmente, echarle un chorrito generoso de aceite de oliva. Meter la Coca en el horno precalentado a 200º durante 30 minutos aproximadamente.


Creo que no puede ser más fácil esta receta y además está muy rica. Espero que os guste.

lunes, 26 de noviembre de 2012

PIMIENTOS ROJOS RELLENOS DE POLLO Y ARROZ

Como siempre suele suceder cuando vas a comprar una cosa predeterminada te encuentras con que no hay y tienes que cambiar tus planes de comida, pues precisamente eso es lo que me pasó a mí el otro día cuando iba a comprar unos pimientos rojos grandes para asar y sólo encontré unos pimientos rojos pequeños pero muy frescos. En ese mismo momento decidí buscar alguna receta y prepararlos rellenos. Era la primera vez que los preparaba y como en el relleno llevaban arroz tenía un poco de miedo que éste me quedara o demasiado duro o demasiado blando, pero me quedaron muy ricos y afortunadamente con el arroz en su punto. Son muy fáciles de hacer y quedan muy resultones para preparar para una cena de amigos, además al día siguiente están todavía muy buenos con lo que se pueden preparar de víspera.





Ingredientes:
  • 6 pimientos pequeños
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gr. de pechuga de pollo
  • 200 gr. de arroz
  • Aceite de oliva virgen
  • 100 gr. de queso parmesano rallado
  • Sal y pimienta
Se lavan y se secan bien los pimientos. Se les corta la tapadera por arriba (reservándola para taparlos) y se limpian bien por dentro de pepitas y nervios. Se les echa un poquito de sal y se reservan.

En una sartén se pone a pochar la cebolla y los dientes de ajo cortados muy pequeños, cuando estén transparentes se le añade el tomate y la pechuga de pollo troceada también muy pequeña y se deja que se fría todo junto durante 10 minutos. Cuando haya pasado este tiempo se le añade el arroz y si vemos que se queda demasiado seco añadimos como medio vaso de agua o caldo y dejamos que llegue a cocer y en este momento apartamos del fuego.

Rellenamos con este sofrito los pimientos,  espolvoreamos el queso por encima, les colocamos los sombreritos y los ponemos en una fuente resistente al microondas y al horno. Los cocemos en el microondas durante 12 minutos a máxima potencia.

Pasado este tiempo los pasamos al horno durante 15 minutos a 200º para que se queden doraditos. Terminado el tiempo dejarlos reposar unos diez minutos más para que el arroz quede en su punto.

Este plato queda mucho más bonito si utilizáis pimientos de colores (rojo, verde, amarillo) y también puede servir para aprovechar restos de carne de cocido, de asado, incluso jamón york de ese que tenemos dando vueltas por la nevera. Espero que os guste.


miércoles, 21 de noviembre de 2012

PASTA DE AJOS - FONDO DE CONGELADOR

Para los que nos gusta la cocina o comer bien todos los días, tener un fondo de nevera o congelador es casi tan importante como para el que le gusta vestir bien, tener un buen fondo de armario.

Cada vez que preparo paella o algún guiso siempre utilizo un par de ajos majados en un mortero con perejil, por eso se me ocurrió preparar una gran cantidad y tenerla para varias ocasiones y así ahorrar tiempo que vale oro.

No voy a poner cantidades porque pelar tantos ajos se me hizo interminable; pero vamos a poner que serían unos 250 gr. aproximadamente. Os aconsejo que, aparte de utilizar un pelaajos como el de la foto que facilita enormemente la tarea, los peléis oyendo una buena música, viendo una peli interesante, el Sálvame o los Documentales de la 2 ya que pelar ajos y más ajos es un rollo de impresión pero el resultado merece la pena os lo aseguro.


Ponerlos ya pelados en una picadora junto con una cucharada de perejil (yo utilicé perejil seco para no darle más humedad a la masa) y como 3 cucharadas de un buen aceite de oliva virgen extra (si es que conseguís encontrarlo).



Poner la pasta resultante en una cubitera de hielos, cubrir con papel film para que no huela a ajo todo el congelador, a no ser que lo tengáis lleno de vampiros y meterlo en el ídem hasta el momento de usar.



Y ya tenemos nuestra pasta de ajo y perejil para utilizarla cuando nos haga falta: no es necesario descongelarla para añadir en el aceite caliente, pero si queremos poca cantidad para una pasta o una pizza por ejemplo, podemos sacar un cubito, rallar la cantidad deseada y volver a guardar bien cerrado.



Espero que os guste y os sirva la idea. Por supuesto que podéis utilizar en vez de perejil cualquier otra hierba aromática de vuestro gusto o mezclar varias.

sábado, 17 de noviembre de 2012

TARTA OREO

Esta tarta la había visto muchas veces en las estanterías de los supermercados como un preparado para hacerla en un momento, pero nunca se me había ocurrido comprarla o intentar hacerla de manera casera.

Pero el otro día entré en un canal de Youtube que os recomiendo: "De uvas a peras", en el que explica muchas recetas de cocina muy interesantes y muy bien explicadas, entre ellas ésta y se me ocurrió hacerla en casa sin ningún preparado de por medio. Es muy fácil de hacer y, además de muy rica, queda muy bonita ya que parece una galleta oreo gigante.



Ingredientes:
  • 24 galletas Oreo
  • 1 tarrina de queso tipo philadelphia
  • 400 ml de nata (dos bricks)
  • 150 ml de leche
  • 1 paquete de gelatina neutra en polvo o 10 gr. de agar-agar
  • 100 gr. de azúcar
  • 100 gr. aproximadamente de mantequilla derretida

Separar las galletas en dos mitades guardando en un bol la cremita que tienen en su interior. Triturar las galletas en una picadora y del polvo resultante guardar algo menos de la mitad. Al resto de la galleta picada añadirle la mantequilla derretida, formar una pasta y cubrir un molde desmontable de unos 22 centímetros; si no tenéis molde desmontable forrarlo de papel film, que sobresalga bastante del molde, para que luego podamos desmoldar la tarta sin que se rompa. Guardarlo en el congelador mientras preparamos la crema.

Separar un poco de leche y diluir el paquete de gelatina. En un cazo al fuego poner la nata, la leche, la tarrina de queso, el azúcar y la cremita de las galletas oreo que habíamos reservado. Remover hasta que esté todo bien diluido y mezclado. Cuando empiece a cocer bajar el fuego al mínimo y añadir la gelatina dar unas cuantas vueltas y retirar del fuego.

Cuando la crema se haya templado un poco, sacar el molde del congelador y echar la crema con mucho cuidado encima de la galleta. Dejar enfriar una hora en la nevera.

Por último, cuando la crema esté algo cuajada espolvorear por encima el polvo de galleta oreo que habíamos guardado hasta que esté bien cubierta. Volver a meter en la nevera hasta que cuaje completamente.  Aunque con cuatro horas suele ser suficiente, lo mejor es dejarla de un día para otro para que esté bien firme.

Espero que os guste, en mi casa ha sido un verdadero éxito.

martes, 13 de noviembre de 2012

SOPA CASTELLANA O SOPA DE AJO

Hoy por aquí hace un frío casi invernal y ya van apeteciendo sopas calentitas que nos entonen el cuerpo y la de hoy es una de las recetas más humildes y famosas de la gastronomía española, que sirvió de plato único en épocas difíciles a nuestros padres y abuelos. Aunque en su origen sus ingredientes eran únicamente ajo, aceite, pimentón y pan duro, actualmente se le añaden otros que la enriquecen y la hacen un poco más contundente pero siempre muy rica y reconfortante.

Es costumbre además que se sirva esta sopa tras noches de fiesta, y hay quien recomienda tomarla por la mañana debido a que es de fácil digestibilidad, actuando al mismo tiempo como neutralizante de la mucosa estomacal irritada por los abusos de comida y bebida.



Ingredientes (para cuatro personas)
  • 8 dientes de ajo
  • 5 ó 6 rebanadas de pan del día anterior
  • 100 gr. de jamón serrano cortado en dados pequeños
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 litro y medio de caldo de pollo o verduras
  • Aceite de oliva, sal y pimienta
Ponemos como 8 cucharadas de aceite en una cazuela a calentar, añadimos los dientes de ajo cortados en rodajas y los doramos pero sin que se quemen, los sacamos y reservamos.

En este mismo aceite ponemos el pan y lo tostamos durante un par de minutos. Apartamos la cacerola del fuego y añadimos el pimentón removiendo bien y el caldo de pollo. Volvemos a poner al fuego y añadimos los ajos, el jamón serrano y una pizca de pimienta. Dejamos cocer 20 minutos.

Pasado este tiempo probamos de sal con cuidado ya que el jamón sala bastante.

Poco antes de servir la sopa añadimos los huevos y removemos bien para que se mezcle todo. También se pueden cascar los huevos de uno en uno y dejarlos que cuezan (si removerlos) hasta que estén bien cuajados.

Esta receta congela perfectamente y así si nos sobra o hacemos más cantidad podemos tenerla en tuppers pequeños en el congelador y sacarla para cualquier día que no tengamos nada preparado.


miércoles, 7 de noviembre de 2012

ALBONDIGAS DE PESCADO EN SALSA DE CURRY CON ARROZ BASMATI

Hace mucho tiempo que no pongo ninguna receta de pescado y hoy se me ha ocurrido ésta, ya que es muy fácil, barata, sana y además es estupenda para que coman pescado los niños y no tan niños que de otra manera es muy difícil que coman. Y además con un poco de arroz basmatti o de cualquier otro tipo, resulta un plato único muy rico.

Con respecto al pescado podéis utilizar el que más os guste o el que tengáis a mano, yo utilicé filetes de mero frescos, pero podéis utilizar merluza fresca o congelada, panga, rape, etc. Y si no os gusta el curry podéis prescindir de él perfectamente, aunque si no lo habéis probado os recomiendo que lo probéis ya que le da un sabor  y color muy bueno y distinto.



Ingredientes para las albóndigas (para cuatro personas):
  • 300 gr. de pescado sin espinas
  • 100 gr. de rabas de calamar o anillas
  • 100 gr. de gambas peladas (pueden ser congeladas)
  • 1 latita de bonito en aceite
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • Ajo y perejil. Sal y pimienta
Ingredientes para la salsa
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento grande
  • 1 ó 2 zanahorias
  • 1 vaso de caldo de pescado
  • 1 vaso de vino de nata líquida
  • 1 cucharadita de curry
  • Aceite, sal y pimienta
Ponemos en un vaso triturador el pescado, el calamar, las gambas, el bonito, el pan, un diente de ajo, un puñado de perejil, sal y pimienta, trituramos bien hasta que quede todo bien mezclado y resulte una pasta que se pueda modelar. Formamos las albóndigas, si vemos que nos resulta difícil le añadimos a la masa unas cucharadas de pan rallado y nos untamos las manos en aceite para que se formen bien. Las vamos friendo en aceite hasta que estén doradas. Las reservamos.

En una olla ponemos a pochar la cebolla y el pimiento muy picados durante 10 minutos a fuego medio, añadimos la zanahoría también muy picada y dejamos pochar todo junto durante otros 10 minutos hasta que esté todo muy blandito. Añadimos la cucharada de curry, el caldo de pescado, sal y pimienta, cuando empiece a hervir echamos el vasito de nata y removemos. Ponemos las albóndigas que teníamos reservadas y dejamos cocer durante un cuarto de hora.

Mientras tanto cocemos el arroz basmati el tiempo recomendado por el fabricante (recomiendo este arroz porque tiene un sabor delicioso, no se pasa de cocción y se puede tener preparado de antemano y guardado en la nevera bien tapado hasta una semana).

Servir bien caliente. Como he dicho antes es un plato único estupendo que además podemos tener preparado de víspera, listo para calentar y comer.

Espero que os guste.

lunes, 5 de noviembre de 2012

CUPCAKES DECORADOS

Después de ver cientos y cientos de cupcakes me he decidido a hacer los míos propios. La receta que he utilizado es del blog "Mis recetas favoritas", la razón de elegir este blog ha sido exclusivamente por las cantidades ya que al ser la primera vez que los hacía no quería hacer una barbaridad y tenerlos que tirar. Pero con esta receta me han quedado unos cupcakes o magdalenitas super esponjosas que se pueden comer sin ningún tipo de decoración y están buenísimas.

Aunque su origen es más antiguo, es desde finales del siglo pasado cuando los cupcakes se pusieron de moda rabiosa en Estados Unidos. En Nueva York, algunas tiendas de cupcakes como Magnolia Bakery han recibido publicidad por sus apariciones en series de televisión como Sex an the City (Sexo en Nueva York) y puedo asegurar por propia experiencia que en esta tienda hay colas durante todo el día para comprar sus deliciosos y preciosísimos cupcakes.

Son muy fáciles y divertidos de hacer y el resultado es espectacular incluso para una novata como yo, con lo que con un poco más de maña o experiencia seguro que se pueden hacer verdaderas maravillas. A mí personalmente, como me ocurre con el fondan, me parecen demasiado empalagosos y soy incapaz de comerme más de uno pero, en fin, para los amantes del dulce es una tentación.



Ingredientes (salen 24 cupcakes pequeños)
  • 100 gr. de mantequilla en pomada
  • 100 gr. de azúcar
  • 2 huevos ligeramente batidos
  • 100 gr. de harina
  • 1 cucharada de levadura química o polvo de hornear (levadura Royal)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 24 moldes de cupcakes o magdalenas pequeños
Batir la mantequilla con el azúcar y el extracto de vainilla hasta que quede una mezcla blanquecina, añadir poco a poco los huevos hasta que estén bien incorporados. Añadir el harina tamizada junto con la levadura y revolver suavemente hasta incorporarla bien. Precalentar el horno a 180º e ir rellenando los moldes hasta la mitad. Hornear durante 20 minutos.

Para decorar los cupcakes hay que hacer una cobertura o buttercream (como dicen los entendidos) yo la hice mezclando en un bol 200 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, 300 gr. de azúcar glas más un sobre de azúcar avainillado y unas gotas de colorante alimentario rojo y verde. Batirlo todo bien, poner en una manga pastelera y guardar en la nevera durante 15 minutos. Como en este tiempo ya se habrán enfriado los cupcakes ya podemos decorarlos con paciencia y maña. Si os resulta demasiado complicado o no tenéis manga pastelera a mano, los podéis decorar con una espátula hasta que queden cubiertos por toda la superficie.



Espero que os gusten.

jueves, 1 de noviembre de 2012

CONFITURA DE LIMA & LIMON

Se nos están acabando ya las frutas de verano, pero todavía encontramos algunas y es muy buena época para hacer mermeladas y confituras para tener disponible durante todo el invierno fruta que nos recuerde el buen tiempo. La mermelada es simplemente eso: una forma antigua de conservar la fruta de la que ya se tiene constancia que realizaban los antiguos griegos.

Aunque la proporción de fruta y azúcar varía en función del tipo de mermelada, se puede decir que la proporción es de 1 a 1, es decir, por un kilo de fruta un kilo de azúcar. Cuando la mezcla alcanza los 104º C el ácido y la pecticina de la fruta reaccionan con el azúcar y hacen que al enfriarse quede sólida. Para que se forme la mermelada la fruta debe tener pecticina y algunas frutas son ricas en ella como por ejemplo: la manzana, los cítricos, las frutas del bosque, etc. Otras frutas como las fresas, los melocotones o las peras tienen muy poca pecticina por lo que habrá que añadirsela, bien comprándola directamente en la farmacia o añadiéndole un limón o una manzana por cada 500 gr de fruta.

En esta ocasión se me ha ocurrido hacer mermelada de lima y limón y el resultado es una mermelada con un color precioso y un sabor ácido completamente distinto a cualquier mermelada que haya probado hasta ahora. Aparte de con las consabidas tostadas combina muy bien con queso, con carnes de cerdo o de caza, como relleno o cobertura de tartas y pasteles, para tomar con yogur o helado y sobre todo como más me gusta para endulzar cualquier infusión ya que le da muy buen sabor y además la mermelada de limón es suavemente digestiva y ayuda con la pesadez gástrica.


Ingredientes (para un tarro mediano de mermelada)
  • 500 gr de lima y limón ya pelada y sin nada de parte blanca, cortada en trozos y quitadas las pepitas
  • 500 gr de azúcar
  • 1 vaina de vainilla (opcional)
Cortar algunas tiritas de piel en juliana muy finita (sin nada de la parte blanca) y reservarlas. Poner en un cazo la pulpa de la lima y limón y el azúcar y poner a cocer hasta que el azúcar se haya disuelto, a partir de entonces subir el fuego y dejar cocer durante más o menos 20 minutos. Pasado este tiempo triturarla un poco con la batidora de mano y colarla por un chino para que quede bien transparente. Volver a poner al fuego, añadir la vaina de vainilla (si se quiere, no es imprescindible) y las tiritas de limón y lima. Dejar cocer a fuego fuerte otros 10 minutos. Una vez finalizado el tiempo y aún caliente verterla en un bote mediano o en varios pequeños, cerrar la tapa y ponerlos boca a bajo hasta que se enfríen para que se produzca el vacío.

Aunque finalizado el tiempo os parezca que está muy líquida, no os preocupéis ya que espesa muchísimo al enfriar. Podéis hacer más cantidad de fruta, llenar varios botes, esterilizarlos y tener confitura de lima & limón durante varios meses, pero yo prefiero tener un solo frasco y gastarlo ya que cuando hago más cantidad siempre terminan dando vueltas por la despensa.

Espero que os guste.

domingo, 28 de octubre de 2012

INFORME DE LA OCU SOBRE EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN

Nuevamente la OCU ha redactado un informe que va a levantar ampollas en el mundo olivarero. Según ésta nueve marcas, sobre cuarenta analizadas, cometen fraude al vender aceite de menor calidad a mayor precio, es decir, nos están vendiendo (siempre según el informe de la OCU) aceite de oliva virgen normal a precio y etiquetado de aceite de oliva virgen extra y lo peor es que en ese informe se dan marcas muy conocidas, de gran prestigio y de precios elevados como por ejemplo Hojiblanca.

Por supuesto marcas como Hojiblanca o Condis han puesto el grito en el cielo y han amenazado con demandar a esta organización por el daño que hacen al sector informes como éste. Esta es la noticia que ha salido en las ediciones digitales de El Mundo y 20 minutos entre otros:

"La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado que once marcas de aceite de oliva cometen fraude, nueve de ellas al comercializar aceite etiquetado como "extra" cuando sólo es "virgen" y cobrándolo, por tanto, más caro.

Las marcas en cuestión son, siempre según la OCU, Eroski, Hojiblanca, Coosur, Ybarra, Consum, Arteoliva, Condis, Olisone, Aliada, Maeva, y Olián. Las dos últimas, dice la organización, ni siquiera son aptas para el consumo al tratarse de aceite de oliva "lampante", procedente de aceitunas degradadas o con problemas en el proceso de producción, que es refinado para poder comercializarlo.

La portavoz de la OCU, Ileana Izverniceanu, ha dicho que "ninguno de estos aceites supone un problema de salud y que el fraude es estrictamente económico". La organización ha analizado un total de 40 marcas, 34 de aceite de oliva virgen extra y 6 de aceite de oliva virgen.La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado que once marcas de aceite de oliva cometen fraude, nueve de ellas al comercializar aceite etiquetado como "extra" cuando sólo es "virgen" y cobrándolo, por tanto, más caro." LEER LA NOTICIA COMPLETA DE 20MINUTOS
En fin, que cada cual saque su propia conclusión después de leer este artículo. Personalmente creo que nos engañan mucho más de lo que nos creemos y mi pregunta es: ¿dónde están los controles de calidad que cada comerciante tiene que pasar para vender un producto? Puede que la OCU no haya sido todo lo estricta en sus análisis que debiera pero como dice el refrán: "Cuando el río suena...

miércoles, 24 de octubre de 2012

CREMA DE TOMATE

Hace ya algunos años iba a un restaurante argentino que estaba en la zona de Lavapiés de Madrid y se llamaba "La Tía Dolly", estaba regentado por un argentino encantador y su comida era exquisita, muy bien preparada y muy bien de precio; iba tanto que al final llegamos a tener una relación muy cercana. Él murió y durante algún tiempo siguió el negocio su segunda mujer (la culpable de que él dejara su Buenos Aires natal) pero la crisis y la proliferación de compra de locales por ciudadanos chinos en la zona acabó con este restaurante y con muchos otros negocios.

Siempre que iba pedía de entrante una crema de tomate que estaba deliciosa y que sólo preparaba en la temporada de invierno ya que en verano la cambiaba por uno de los gazpachos más ricos que he probado también, como buen cocinero nunca, por más que le rogué, quiso darme la receta ni de la crema ni del gazpacho, se reía y me contestaba que ya estaba él para preparármela siempre que quisiera. Evidentemente, nunca la había vuelto a tomar pero el otro día, en un recetario de Thermomix, vi una crema de tomate que me pareció que estaría parecida, la hice y para mi alegría me supo prácticamente igual y me hizo recordar los buenos tiempos pasados en aquel restaurante.


Aunque nunca pongo recetas para thermomix en este caso sí que la voy a poner porque creo que para las cremas la thermomix es irremplazable, pero también pondré una explicación para hacerla de la manera tradicional.

Ingredientes (para cuatro personas):
  • 1 kilo de tomates frescos bien rojos
  • 2 puerros
  • 1 cebolleta pequeña
  • 2 patatas cocidas medianas
  • 100 ml de nata líquida
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta blanca recién molida y sal
Preparación con Thermomix:
Poner 50 gr de aceite de oliva y calentar 5 minutos temperatura varoma, velocidad 1. Añadir los puerros y la cebolleta y programar 5 minutos, temperatura varoma, velocidad 3/2. Añadir los tomates troceados y volver a programar 5 minutos, temperatura varoma, velocidad 3/2. Acabado el tiempo añadir el caldo y cocer 20 minutos, 100º, velocidad 2. Cuando termine añadir las patatas y triturar durante 3 minutos a la máxima velocidad; con este tiempo es más que suficiente para que desaparezcan todas las pieles y pepitas de los tomates. Finalmente añadir la nata, la pimienta recién molida al gusto y la sal.

Preparación tradicional:
En una olla poner el aceite y rehogar los puerros y la cebolleta hasta que estén transparentes, añadir los tomates troceados pequeños (en este caso podemos pelarlos ya que por muy buena batidora que tengáis, nunca tendrá la potencia que tiene el thermomix), cuando estén pochados añadir el caldo, las patatas cortadas en trozos pequeños (en este caso no tienen que estar cocidas previamente), la pimienta molida y la sal, dejar cocer a fuego medio durante 20 minutos. Finalizado el tiempo triturar con una batidora, probar el punto de sal y añadir la nata líquida para que quede cremosa.

Como los tomates ya no son lo mismo que en el verano podéis usar una lata grande de tomate triturado natural de buena calidad. Espero que os guste.

miércoles, 17 de octubre de 2012

GALLETAS DE BATATA O BONIATO

El otro día compré batatas y las hice asadas pero como hice mucha cantidad y nos cansamos de comerlas de esa manera, se me ocurrió hacer galletas. La receta que he utilizado es la típica receta de galletas de mantequilla que es muy fácil de hacer, siempre quedan unas galletas muy ricas y metidas en una caja metálica duran bastante tiempo aunque no me suelen durar más de dos días.



Como con esta receta salen muchas galletas, sobre la marcha se me ocurrió que podía congelar parte de la masa e investigando por internet decidí congelar en vez de en una bola, congelarlas ya estiradas y cortadas listas para hornear. Para congelarlas las puse en una bandeja forrada de papel film y pasadas dos o tres horas de congelador cuando ya estaban duras las metí en una bolsa y vuelta al congelador.  He probado el resultado y os puedo decir que quedan exactamente igual de buenas cuando se hornean y es una maravilla tener siempre en el congelador galletas listas para hornear: para alguna visita imprevista, por antojo, como fondo de congelador, etc.



Ingredientes:
  • 3 tazas de harina tamizada
  • 1 taza de azúcar
  • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente (sacarla una hora antes de la nevera)
  • 1/2 taza de leche
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de levadura química o polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 taza de pulpa de batata asada bien machacada con un tenedor
En bol poner el harina tamizada, el azúcar, la levadura y la sal. Dar unas vueltas y añadir la mantequilla cortada en dados, ir amasando suavemente con los dedos e ir incorporando la leche, la vainilla y la pulpa de batata. Amasar hasta que no se nos pegue en las manos pero que quede blandita, formar una bola y dejarla reposar durante una hora más o menos fuera de la nevera.

Estirar la masa e ir cortando galletas con un cortapasas a vuestro gusto o con un vaso si no tenéis. Ponerlas en una bandeja de horno un poco separadas unas de otras (no hace falta forrarlo ya que estas galletas no se pegan) y cocerlas en el horno precalentado a 180º durante 12-14 minutos según vuestro horno y hasta que queden doraditas. Al terminar dejarlas enfriar en una rejilla y guardarlas en una caja metálica.

La pulpa de batata les da un sabor especial pero podéis utilizar la pulpa de cualquier fruta que se os ocurra. Espero que os gusten y que os animéis a hacerlas.


lunes, 15 de octubre de 2012

VERDEL O CABALLA MARINADA

Aunque me informado y no es temporada de caballa o verdel, en mi pescadería desde hace unas semanas las tienen muy frescas, muy bien de precio y con un tamaño considerable por lo que se me ocurrió hacerlas marinadas como el salmón o el bacalao y el resultado ha sido tan bueno de sabor que he repetido ya tres veces y creo que caerá alguna más mientras las haya en el mercado.

La caballa es un pescado azul muy apreciado por su sabor y por la consistencia de su carne ya que su alimentación es a base de pequeños pececillos y crustáceos lo que influye en la calidad de su carne y además es un pescado barato, barato.



Ingredientes
  • 1 caballa grande o dos medianas
  • 4 cucharadas colmadas de sal gorda
  • 2 cucharadas rasas de azúcar
  • 1 cucharadita de café de sal ahumada especial
  • Una cebolleta tierna
  • Aceite de oliva virgen extra
Es importante que la caballa o verdel sea grande para que salgan dos lomos hermosos y se puedan marinar bien, yo creo que un peso de 500 gr por pieza es suficiente con caballas más pequeñas pienso que saldrían demasiado saladas.

Pedirle al pescadero que os quite la espina y cabeza y os separe los dos lomos si creéis que no vais a poder hacerlo vosotros aunque es fácil. Ponerlos en una fuente honda; en un bol unir todas las sales y remover, echarlas por encima de los lomos, tapar con papel film y dejar en la nevera 6-8 horas.



Lomos después del tiempo de marinado

Cuando haya pasado el tiempo de marinado retirar los filetes de la sal y lavarlos con agua para que no quede ningún grano. Con los dedos ir sacando trozos pequeños, retirando las posibles espinas que pueda haber y desechando la piel. Ponerlo en un plato o mejor en un tuper para poder guardarlo en la nevera.

Cortar la cebolleta en trocitos pequeños, echárselo a la caballa por encima y rociar abundantemente con aceite de oliva virgen extra y listo para servir.

Bien tapado en la nevera aguanta dos o tres días sin ningún problema, únicamente tener la precaución de sacarlo un ratito antes de comerlo para que no esté solidificado el aceite.

Con una tosta de pan tostado untado en ajo es un verdadero manjar, espero que os guste.

martes, 9 de octubre de 2012

SOPA CHINA CON DIM SUM

Pues siguiendo con la cocina oriental hoy toca una sopa. A los que seguís mi blog sabéis que soy una enamorada de la comida oriental de calidad y por suerte (o no, no lo sé) vivo en una ciudad grande donde encontrar productos orientales no es ningún problema, y ya he comentado en otras ocasiones que me encanta hacer viajes gastronómicos por las tiendas chinas del centro de Madrid e ir probando cosas nuevas. En este caso fueron las empanadillas chinas o Dim Sum las que me traje para casa, se venden congeladas, están rellenas y saben deliciosas cocidas en sopa o hechas al vapor.

Según la Wikipedia un Dim Sum es:
"Dim sum es un término cantonés que puede traducirse como "ordenar hasta satisfacer al corazón" o "tocar el corazón" o "corazón a lunares" o "bocado". También puede ser que el término se derive de yat dim sum yi, que significa "pequeño símbolo". Aunque la palabra dim sum se refiere a la variedad cantonesa, la idea de una gran variedad de pequeños platos para almorzar también se usa en otras partes de China. Existen términos equivalentes en otros dialectos chinos, como dian xin en mandarín y se refieren a pequeños platos de comida usados como aperitivos."



Ingredientes (para cuatro personas)
  • 2 empanadillas chinas por persona
  • 1 zanahoria
  • Un tomate
  • 300 gr. de champiñones
  • Una cebolleta fresca
  • Un puerro
  • 100 gr de pechuga de pollo cortada en dados pequeños
  • Alga wakame deshidratada (una cucharada)
  • Aceite de girasol
  • Salsa de soja
  • 1 litro de caldo de verduras casero
  • Sal
En un cazo poner tres cucharadas de aceite de girasol y rehogar la cebolla, el puerro, el tomate y los champiñones cortados hasta que esté todo dorado. Añadir el caldo de verduras, los dados de pollo, el alga wakame y un buen chorretón de salsa de soja. Dejar cocer durante más o menos media hora, pasado este tiempo añadimos las empanadillas  chinas y dejamos cocer cinco minutos más y ya está lista para servir.

Aunque soy una enamorada del aceite de oliva virgen extra, en este caso creo que le va mejor un aceite suave, sin mucho sabor para realzar más el sabor de la sopa y aunque en las tiendas orientales se pueden encontrar aceites de soja, de palma, de maiz, etc. creo que estos no son muy saludables y por eso la mejor opción, en mi opinión, es el aceite de girasol.

Desde aquí me gustaría dar las gracias a muchos compañeros blogueros que me han halagado y reconocido dándome premios, lo cual me llena de satisfacción y me ayuda a seguir encontrando un aliciente en esta aventura, como han sido varios y por desconocimiento nunca he sabido como responder a estos premios, no voy a poner nombre para no dejar a ninguno fuera, aunque voy a intentar hacer un esfuerzo mental y acordándome de todos ir poniéndolos en siguientes entradas para que podáis compartir su buen hacer como blogueros.

viernes, 5 de octubre de 2012

SUSHI O NORIMAKI

Esta receta japonesa que está tan de moda es de esas comidas que cuando veo lo que cuestan en un restaurante y lo poco que cuestan cuando las haces en casa, me llevan los demonios ya que me siento estafada en grado mayúsculo. Sí que es cierto que es un poquito entretenida de preparar y que algunos ingredientes no son fáciles de encontrar, aunque en una ciudad grande, en cualquier tienda de productos orientales los encuentras perfectamente. También vais a necesitar una esterilla de bambú para enrollar el norimaki e igualmente la encontráis en las tiendas orientales.



Os diré que los productos más "exóticos" como el alga nori o el arroz especial para sushi me han costado alrededor de los dos euros cada uno y me ha sobrado de todo para próximas ocasiones. Si no encontráis arroz especial para sushi podéis usar nuestro arroz redondo normal y queda exactamente igual de bueno. Con respecto a los demás ingredientes yo he usado salmón ahumado y bonito pero podéis poner palitos de cangrejo, pescado crudo (como es originariamente), atún, etc.



Ingredientes (para cuatro rollos de norimaki)

  • 1 paquete de alga nori en láminas
  • 200 gr. de arroz especial para sushi o arroz redondo normal
  • 200 gr. de salmón ahumado
  • 1 puerro cortado en bastones finos
  • 1 pepino cortado también en bastones finos
  • 1 zanahoría cortada en bastones finos
  • Salsa de soja para acompañar
Lavamos muy bien el arroz hasta que el agua salga clara, esto sirve para que quede pegagoso una vez cocido. Lo cocemos con el doble de agua durante 15-20 minutos y lo extendemos en un plato para que se vaya enfriando.

Ponemos sobre la esterilla la lámina de alga nori con la parte más brillante hacia abajo; nos mojamos las manos y ponemos el arroz sobre el alga extendiéndolo suavemente. Añadimos por encima el salmón, el puerro, el pepino y la zanahoria y, ahora viene lo más complicado: vamos haciendo un rollo ayudándonos con la esterilla, apretando bien para que quede todo bien condensado. Y así vamos haciendo rollos hasta que acabemos todos los ingredientes.



Dejamos reposar unas horas en la nevera y a la hora de servir ir cortando (con un cuchillo mojado en agua) porciones de dos o tres centímetros y poniendolos en una bandeja (yo le corto un poco los extremos para que queden más bonitos). Servir con unos cuencos pequeños de salsa de soja, de ostras, picante.... lo que más os guste.

Y así tenemos unos norimaki al estilo español fáciles, baratos y ricos, eso sí sin sablazos innecesarios. Espero que os guste.

lunes, 1 de octubre de 2012

SOPA-CREMA DE CEBOLLA O SOUPE A L'ONION

Como el viernes pasado, por lo menos en Madrid, hizo bastante fresquito y nos cayó el diluvio universal se me ocurrió hacer un plato calentito para entonar el cuerpo, que parece que no pero es una paliza para los cuerpos, cuando todavía no nos hemos recuperado del calor asfixiante que nos ha hecho durante el verano, tener que adaptarnos al frío y a la humedad de un día para otro.

La sopa de cebolla es la reina de la cocina francesa, en la época de la Revolución Francesa era un plato humilde elaborado con ingredientes sencillos pero, sin embargo, con una preparación minuciosa cuyo resultado era un verdadero manjar. No creo que exista ningún restaurante parisino que no tenga en su menú una "soupe a l'onion".


Ingredientes: (para cuatro personas)
  • 3 cebollas grandes cortadas en rodajas finas o en juliana
  • 1 diente de ajo picado muy fino
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 5 ó 6 cucharadas generosas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • 1 litro de caldo de carne, pollo, verduras...
  • Sal y pimienta
  • 8 rebanadas finitas de pan (si puede ser baguette mejor)
  • 150 gr de queso parmesano rallado
  • Opcional: Un vasito de vino blanco
En una cacerola derretir la mantequilla y el aceite. Agregar las cebollas y el ajo y dejar pochar a fuego suave durante 15 minutos. Añadir sal, la pimienta y el azúcar moreno y seguir pochando hasta que estén doradas, removiendo de vez en cuando. Añadir el harina y dejar cocinar unos 3 minutos para que pierda el sabor a crudo.

Añadimos el caldo hirviendo y el vino blanco (opcional), rectificar de sal y dejar cocer 30-40 minutos. Yo, en este punto, la puse en la olla superrápida y la dejé durante 8 minutos.

Servir la sopa en cuencos individuales, poner dos rebanadas de baguette tostado en la parte superior de cada plato y espolvorear generosamente con queso parmesano rallado. Poner unos minutos en el horno precalentado a 180º y servir.

Esta sopa se puede hacer en gran cantidad  ya que congela perfectamente y añadirle a la hora de servir el pan y el queso; se puede triturar unos segundos (como hice yo) o dejar la cebolla entera, al gusto de cada uno. También se le puede cascar un huevo por encima del pan antes de meter en el horno y es una cena o comida completa.

Espero que os guste.

martes, 25 de septiembre de 2012

GALLETAS DECORADAS CON FONDAN

Hace mucho tiempo, después de visitar varios blogs dedicados a ello, que tenía muchas ganas de hacer este tipo de galletas ya que me parecen muy divertidas. Aunque hay personas que hacen verdaderas maravillas mi capacidad creativa es muy limitada y mi destreza manual también, pero en fin, he conseguido hacer unas galletas decoradas y como han sido las primeras no seré demasiado dura con mi valoración.

El fondan (por si alguien no lo sabe) es una pasta de azúcar, glucosa, manteca, colorantes, etc... muy manejable con la que se pueden decorar galletas o cubrir tartas y hacer, como ya he dicho antes, verdaderas maravillas. Se puede hacer en casa pero yo lo he comprado ya preparado y francamente es una gozada trabajar con él; es como manejar plastelina y recordar tiempos pasados. Otra cosa es el resultado, es tremendamente empalagoso y para alguien como a mí que el dulce me gusta lo justo pues me parece demasiado cargante, pero como todo eso va en gustos.





Ingredientes (para muchas galletas)
  • 500 gr harina
  • 250 gr mantequilla pomada
  • 125 gr azúcar glass tamizado
  • Una clara de huevo
  • Aroma de vainilla, anís u otro sabor al gusto (opcional)
Para la masa de las galletas comenzamos haciendo un volcán sobre la superficie de trabajo con la harina y el azúcar glass, en el centro ponemos la mantequilla y la clara de huevo y el sabor si es que lo ponemos, y vamos uniendo poco a poco los ingredientes con los dedos hasta conseguir una pasta homogénea. No se amasa demasiado, solo lo justo para integrar bien todos los ingredientes. Formamos una bola y la dejamos reposar en la nevera durante una hora.

Sacamos la masa y la vamos estirando con un rodillo hasta que quede de un grosor de medio centímetro (yo hice varias porciones de masa para manejarla mejor), cortamos las galletas con un cortapastas y las vamos poniendo en una bandeja de horno. Horneamos en el horno precalentado a 180º durante 10-12 minutos. Podemos ir llenando bandejas pero teniendo la precaución de mantener cada bandeja de galletas en la nevera mientras se hornea la anterior.

Una vez horneada enfriarlas en una rejilla (parecerá que están algo blandas pero endurecen al enfriar) y esperar al menos dos horas antes de decorarlas. Y a partir de aquí podemos exprimir nuestra imaginación al máximo, aunque sin decorar simplemente como galleta están muy ricas.
Espero que os gusten.



viernes, 21 de septiembre de 2012

CARPACCIO DE BON ITO

Estamos en plena temporada del bonito lo que significa que está a buen precio y fresquísimo, por eso se me ha ocurrido poner esta receta para aprovecharnos de su buena calidad.

Como con todos los pescados marinados en crudo como el salmón, los boquerones, etc. hay que tener la precaución de congelarlo durante un mínimo de 48 horas a -20º grados para evitar el temido anisakis y además, en este caso, la congelación nos va a servir también para poder laminarlo en lonchas finísimas.


Ingredientes:
  • Una rodaja de bonito fresquísimo cortado en cuatro tacos gruesos
  • 2 limones
  • Un puerro gordo (utilizando sólo la parte blanca)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y eneldo.
Compramos una rodaja gorda de bonito y, o bien le pedimos al pescadero que nos lo prepare en cuatro tacos gordos quitándole la espina y la piel, o bien lo preparamos nosostros en casa ya que es muy fácil y así lo dejamos a nuestro gusto. Una vez que tenemos los tacos, los envolvemos de uno en uno en papel film y los metemos en el congelador. Sacarlos un rato antes de prepararlo y cuando esté todavía duro pero que se pueda cortar, ir haciendo láminas finisimas con la ayuda de un buen cuchillo y colocándolas en el plato de servir en raciones individuales.

Preparar el zumo de limón, colarlo y regar muy bien todas las lonchas de bonito para que se vaya cociendo, dejarlo 10 minutos marinando. Mientras tanto cortar el puerro en trozos muy pequeños, salar la carne a nuestro gusto y poner el puerro por encima. Ponerle un buen chorro de aceite de oliva virgen extra (cuanto mejor sea el aceite mejor será el resultado) y espolvorear con un poco de eneldo fresco.

Servirlo inmediatamente ya que a medida que pasa el tiempo hay que tener en cuenta que el bonito se sigue cociendo en el limón y se reseca mucho. Con una ensalada es una cena perfecta para estos días todavía de calor que tenemos. Espero que os guste.

martes, 11 de septiembre de 2012

CHOCOLATE CHEESECAKE

Llevo una semana muy liada y no me ha dado tiempo a poner ninguna entrada, pero como hoy es el cumpleaños de mi hijo me pidió que le hiciera una tarta para sus amigos y sobre todo que fuera de chocolate. Tengo varias tartas de chocolate en mi blog que quedan muy bien como la tarta mouse de chocolate o brownie de chocolate, pero el otro día paseando por el blog "El rincón de Bea" hizo una tarta de chocolate espectacular con queso cremoso y con una textura estupenda y no me lo he pensado dos veces y es la que he hecho. Como siempre he cambiado algunos ingredientes por otros que me resultaba más fácil conseguir, ella utiliza en vez de petit suisse un nuevo queso philadelphia de chocolate que yo no he encontrado. El cacao en polvo lo venden en cualquier supermercado y no es sustituible por colacao ni por nesqui.

Aunque parece que es un poco difícil porque tiene bastantes ingredientes es muy fácil, se tarda muy poco en hacer y está.... para que se salten las lágrimas al comerla, no está rica, lo siguiente. Es muy cremosa y con un sabor parecido a las trufas de chocolate de ésas blanditas que se derriten en la boca. Y como además ya se va acabando el verano y la operación bikini ya ha finalizado pues nos lo podemos permitir, que dentro de nada jerseys y cazadoras van a ocultar los michelines.



Ingredientes:
  • 150 gr. de galletas de chocolate
  • 60 gr. de mantequilla derretida
  • 75 ml. de agua hirviendo
  • 3 cucharadas de cacao en polvo
  • Una tarrina de 300 gr. de queso philadelphia normal
  • 4 petit suisse de chocolate
  • 120 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de maizena
  • 20 cl. de nata fresca (creme fraiche)

Triturar las galletas con la mantequilla derretida y forrar un molde engrasado con ellas hasta que quede completamente cubierto, dejar reposar en el congelador mientras preparamos la crema.

Mezclar el agua hirviendo con el cacao en polvo y dejar enfriar.

Batir el queso junto con el azúcar procurando que no quede ningún grumo. Añadir los huevos ligeramente batidos y batir. Incorporar la nata fresca, la maicena y batir. Finalmente añadir la mezcla de agua con el cacao en polvo y volver a batir hasta que este totalmente integrado.

Verter esta crema sobre el molde y hornear durante 45-55 minutos en el horno precalentado a 180º.

Tiene que quedar cuajado pero que parezca que está blandito al sacarlo, se termina de cuajar al enfriar. Al sacarlo con un cuchillo ir separándolo de las paredes para que luego sea más fácil de desmoldar. Cuando esté totalmente frío sacarlo del molde, taparlo con papel film y dejarlo en la nevera un mínimo de 6 horas antes de comerlo.

Vuelvo a repetiros: aunque parece un poco complicado, no lo es, y el resultado es espectacular de rico. Espero que os guste.

lunes, 3 de septiembre de 2012

CARNE ASADA ANTICRISIS

Pues ha llegado septiembre... con la tan temida subida del IVA, unos poquitos más de recortes que nos ahogan un poquito más. En fin que este año, más que septiembre parece la cuesta de enero. Por eso se me ha ocurrido poner una receta muy fácil, muy económica y que además cunde mucho que para los tiempos que corren es algo de agradecer.

Para este asado utilizo carne de cerdo concretamente cabecero de lomo pero también queda muy bien con aguja de cerdo deshuesada o jamón de cerdo, aunque con estos últimos no queda tan jugoso. Utilizo un trozo grande como de dos kilos y medio; podéis atarlo con hilo de cocinar o bien pedirle al carnicero que os lo envuelva en una malla especial que tienen ellos y que tardan un pis-pas. Esta carne cuesta entre 3 y 4 euros el kilo y cortado en filetes bien finos acompañados de ensalada o puré de patata tenemos para varias comidas o cenas.



Ingredientes
  • Un trozo de cabezero de lomo de cerdo de 2-3 kilos
  • Un bote de mostaza de Dijon
  • Sal y pimienta
Ingredientes para la salsa
  • 3 cucharadas soperas colmadas de azúcar moreno
Una vez bien atado el trozo de carne, salpimentarlo generosamente. Untarle por todos los lados la mostaza de Dijon que quede bien cubierto y ponerlo en el horno precalentado a 180º durante una hora por cada kilo de carne, en este caso 2 horas y media. Como cada horno es un mundo, el tiempo y la temperatura pueden variar, de todas formas irlo controlando y acabado el tiempo pinchar con una aguja, cuando el líquido que salga sea transparente es el momento en que está hecho.

Para preparar la salsa ponemos en una sartén el azúcar a caramelizar, cuando se nos haya hecho un caramelo tostado claro, añadimos todo el jugo que ha soltado la carne y damos vueltas rápidamente. Dejamos cocer unos minutos hasta que espese.

Cuando esté frío cortarlo en filetes finos (si se corta en caliente no salen tan finos y se rompen) y servirlo regado con la salsa caliente. Lo que sobre, guardado en la nevera envuelto en film, bien en un trozo o bien en filetes, nos puede servir para varios platos más: para preparar una ensalada, un sandwich club... para todo lo que se os ocurra. La salsa también se puede conservar en un bote cerrado calentandola unos segundos en el microondas para que se ablande antes de servirla.

Espero que os guste y feliz mes de septiembre a todos.

miércoles, 29 de agosto de 2012

NEW YORK CHEESECAKE O TARTA DE QUESO AMERICANA

Como hace mucho que no pongo nada dulce se me ha ocurrido hacer esta tarta superfácil que es la favorita de todo neoyorkino que se precie, de hecho no hay cafetería en Nueva York que no la tenga en sus mostradores junto con  los apple pie, brownies, donuts, etc. Todavía recuerdo en la serie Friends cuando Rachel y Chandler se pelean por una tarta de queso hasta el punto de que se la comen del suelo, seguro que los que, como yo, seáis fans de esta serie lo recordáis.

Es una tarta muy fácil que no necesita horno, lleva muy pocos ingredientes y el resultado es muy llamativo y queda muy bien para un cumpleaños o como un final perfecto para cualquier comida. Para cuajarla yo utilizo agar-agar que es un alga gelificante y que podéis encontrar en cualquier supermercado o herbolario, en polvo o en tiras; si no la encontráis podéis usar gelatina neutra en polvo siguiendo las instrucciones de la caja, pero animaros a usar agar-agar ya que tiene numerosas propiedades, no aporta ningún sabor y es mucho más natural que la gelatina.



Ingredientes

  • Un paquete de galletas María
  • 100 gr. de mantequilla
  • 250 gr. de queso cremoso tipo philadelphia
  • 1 brick pequeño de nata líquida de montar
  • Una medida del brick pero de leche
  • 3 cucharadas colmadas de azúcar (si sois muy golosos 4 cucharadas)
  • 1 cucharada de aroma de vainilla (se puede suprimir si no se tiene)
  • 15 gr. de agar-agar.
Ingredientes para la cobertura de fresa
  • 4 cucharadas colmadas de mermelada de fresa o de arándanos
  • 1/4 litro de agua
  • 5 gr. de agar-agar
Derretir la mantequilla y junto con las galletas triturarlo todo con una batidora. Forrar un molde redondo con papel film (para poder desmoldar la tarta fácilmente) y repartimos la pasta de galletas por todo el fondo apretando bien con una cuchara para que no quede ningún hueco vacío. Meter este molde en el congelador mientras preparamos la crema.

En un cazo echar la nata, la leche, el azúcar, el aroma de vainilla y poner a fuego medio. Cuando esté caliente añadir el queso cremoso y el agar-agar, dejar cocer 10 minutos removiendo de vez en cuando, ya que el agar-agar necesita cocer en un líquido durante este tiempo para que gelifique. Finalizado este tiempo sacar el molde del congelador y cubrir la galleta con la crema, aunque os parezca que la crema de queso esta muy líquida es como tiene que quedar ya que espesa cuando enfría. Reservar en la nevera durante 15 minutos para que se endurezca.

En otro cazo poner la mermelada elegida con el agua y el agar-agar y llevar a ebullición, dejar cocer a fuego medio también durante 10 minutos. Echamos esta cobertura por toda la crema que la cubra bien y dejamos enfriar en el frigorífico.


Aunque el agar-agar espesa muy rápido una vez fuera del fuego, lo ideal para este New York Ceesecake es dejarla reposar toda la noche y servirla bien fría acompañada de nata, helado o simplemente sola.

Espero que os guste.


viernes, 24 de agosto de 2012

POLLO RELLENO

Ultimamente suelo comprar un pollo grande entero cuando está en oferta y me he vuelto una profesional a la hora de partirlo: hago trozos pequeños con los muslos, contramuslos y alitas y con ello preparo, por ejemplo, Cuscus de pollo; con las pechugas o bien hago filetes o bien este plato que hoy nos ocupa y, por último, con todos los restos de huesos y carcasa preparo un caldo. El único secreto es un buen cuchillo y un poco de maña.
 
Por eso se me ocurrió esta receta, ya que tenía una pechuga de pollo en la nevera dando vueltas durante algunos días y no me apetecía hacerla rebozada con huevo y pan rallado. Es superfácil de hacer, queda muy rica y es otra manera de preparar la pechuga de pollo para que quede jugosa y rica, también se puede hacer con un solomillo de cerdo o con un trozo de cinta de lomo. Esta receta puede ser perfectamente un plato de aprovechamiento para utilizar restos de fiambres o quesos que tengamos por la nevera que es, en definitiva, lo que hice yo.



Ingredientes (para dos personas, si sois más doblar las cantidades)
  • Una pechuga de pollo entera
  • Dos lonchas de jamón de york o de pavo
  • Dos lonchas de queso para fundir
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharada de pimienta
  • Sal y aceite de oliva virgen extra.
Dividir la pechuga de pollo en dos mitades, salpimentarla por todos los lados y espolvorearlas con el orégano. Dorarlas en una sartén a fuego fuerte por todos los lados, no se tienen que cocinar solo quedarse bien doraditas. Reservarlas en un plato hasta que se enfríen.

Cuando se hayan enfriado, hacerles dos o tres cortes profundos a lo ancho. Ir rellenándolas con el jamón york y el queso. Ponerlas en una fuente de pyrex apta para el microondas y regarlas con el jugo que ha quedado en la sartén después de dorarlas.

Meter en el microondas y cocer a la máxima potencia durante 6 minutos y listas. Como ya habían cogido color al dorarlas en la sartén, aunque se cuezan en el microondas quedan con un aspecto muy rico y muy jugosas.

Espero que os gusten. Feliz fin de semana a todos.

martes, 21 de agosto de 2012

BERENJENAS MARINADAS

Esta receta la vi en un blog de cocina: "El Comidista" y como me gustan mucho las berenjenas y casi siempre las hago de la misma forma, se me ocurrió copiarle la receta aunque con algunos cambios, pocos, pero, claro, algunas cosas no las tenía en ese momento. El resultado fueron unas berenjenas muy ricas, cremosas con muy poco aceite, y, además, un plato que se puede hacer en cantidad e irlas comiendo poco a poco ya que duran varios días en la nevera bien tapadas, y os aseguro que están mejor de un día para otro. Se pueden comer solas de aperitivo o como acompañamiento de un primer plato y tanto en frío como en caliente.

Aunque las mejores berenjenas se dan en los meses de mayo y junio, su temporada abarca hasta príncipios de otoño, con lo cual ahora encontramos riquísimas berenjenas para preparar este plato.



Ingredientes (para cuatro personas)
  • 2 berenjenas hermosas
  • 1 diente de ajo
  • 1 trozo pequeño de jengibre fresco
  • 1 lima
  • 1 cucharada de albahaca fresca picada
  • 1 cucharada de orégano
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Azúcar
  • Pimienta negra recién molida y sal
Cortar las berenjenas en rodajas gruesas de más o menos un dedo de ancho. Ponerlas en remojo en agua fría con abundante sal y dejarlas durante media hora para que pierdan el amargor.

Aunque la receta original de "El Comidista" las hornea 20 minutos a 180º por cada lado, yo las hice durante 7 minutos en el microondas por cada lado con un chorrito de aceite y me quedaron blanditas y estupendas, elegid vosotros la forma que mejor os convenga.

Preparar la marinada en un bol poniendo: medio vaso de aceite de oliva extra virgen, el diente de ajo picado, el trozo de jenjibre fresco cortado en dos o tres trozos, el zumo de media lima o de medio limón,  media cucharada de pimienta negra recién molida, la albahaca fresca picada, el orégano y media cucharada de azucar. Reservar.

Cuando las berenjenas estén asadas y frías ponerlas en un recipiente grande, verter la marinada por encima y mezclar suavemente. Meter en la nevera y de vez en cuando removerlas para que se empapen bien de la marinada.

La receta original lleva en vez de orégano, menta fresca picada pero yo no tenía y la sustituí por el orégano, la próxima vez que las haga intentaré encontrarla porque le tiene que dar un sabor más fresco. A la hora de servirlas retirar el jengibre ya que tiene un sabor muy fuerte y picante.

El acompañamiento ideal para este plato seria este tzatziki o salsa de yogur que publiqué hace unos días en mi blog. Espero que os guste.

viernes, 17 de agosto de 2012

BIENMESABE O CAZÓN ADOBADO

Si hay algún plato que nos recuerde a las playas de Andalucía, a chiringuito, a olor a mar y a pescaíto frito, ese es el bienmesabe y como estamos en verano y algunos no vamos a oler el mar este año, pues se me ha ocurrido poner esta receta para que, por lo menos, nos consuele hasta el verano que viene.

El cazón es un escualo o tiburón que se empezó a pescar en España en la bahía de Cádiz hace algunos años. Vive en fondos de bastante profundidad y se alimenta de peces varios y de crustáceos o moluscos. Su peso puede llegar a los 50 kilos y su temporada es el verano. Su precio fresco es bastante elevado (alrededor de 30 euros), pero el que se consigue por aquí es siempre congelado y con un precio bastante más económico (no suele superar los 4 euros) aunque éste último es importado probablemente de Senegal. Tiene una carne blanca, tersa, sin espinas un poco insípida, por lo que este adobo le va que ni pintado. Se puede sustituir por mero o emperador, pero no es lo mismo.


Ingredientes (para cuatro personas)
  • Dos rodajas de cazón hermosas
  • 4 dientes de ajo
  • Una cucharada de pimentón de la vera
  • Una cucharada de orégano
  • Una cucharada de cominos
  • 2 hojas de laurel
  • Una cucharada de sal
  • 1 vaso de vinagre
  • 1 vaso de agua
Para la fritura
  • Harina de rebozar (si podéis encontrar harina de garbanzos, típica de la fritura andaluza, no dudéis en utilizarla)
  • Aceite abundante
Le pedimos al pescadero que nos limpie el cazón, le quite la espina o hueso y nos lo parta en trozos no muy grandes. Ponemos el cazón en un recipiente de cristal y le vamos añadiendo: los dientes de ajo con su piel pero dados un golpe para que suelten aroma, las hojas de laurel partidas, el pimentón, el orégano, los cominos y la sal, damos unas vueltas. Le añadimos el vaso de vinagre (que se puede sustituir por vino blanco) y el vaso de agua, de forma que quede todo cubierto, volvemos a removerlo.

Lo tapamos y lo dejamos macerar en la nevera un mínimo de seis horas, aunque está más rico de un día para otro.

Pasado el tiempo se escurre en un colador, se reboza por harina, se sacude el exceso de ésta y se va friendo por tandas en aceite muy caliente hasta que esté dorado y crujiente. Con una ensalada fresquita de lechuga, tomate y cebolla es una comida estupenda para, como he dicho antes, comer en la playa o en casa recordándola.

Espero que os guste. Feliz fin de semana a todos.

lunes, 13 de agosto de 2012

TZATZIKI O SALSA GRIEGA DE YOGUR

Esta salsa tzatziki (de nombre impronunciable) o "τζατζίκι" como se escribe en griego (más impronunciable todavía), es una salsa muy fresca característica de las cocinas griega y turca; se emplea en los meze que es una selección de aperitivos variados a los que suele acompañar una bebida alcohólica. También se le puede añadir agua (como hacen en Turquía) y convertirla en una deliciosa sopa fría que ellos llaman cacik.

Sirve de acompañante para prácticamente cualquier cosa: desde una carne a la plancha, una ensalada, unas verduras cocidas... cualquier cosa que se nos ocurra. Es muy sana, muy refrescante y facilísima de hacer y además nos dura dos o tres días preparada, bien tapada, en la nevera.


Ingredientes

  • 1 Pepino grande
  • 2 pepinillos en vinagre
  • 2 Yogures griegos (200 gr)
  • 1/2 cebolla o cebolleta
  • Menta, a ser posible fresca o hierbabuena
  • 1 diente de ajo
  • zumo de medio limón
  • Aceite de oliva
  • sal
Pelar y rallar el pepino y dejarlo escurrir en un colador unos diez minutos para que suelte la máxima cantidad de agua. En el vaso de la batidora ir poniendo el pepino rallado, los pepinillos cortados, la cebolla, el diente de ajo, el zumo de limón, los yogures y un chorrito de aceite de oliva. Batir hasta que quede todo bien mezclado pero no completamente triturado, que queden trocitos, añadir sal al gusto, la menta picada y un poco más de aceite de oliva. Servir muy frío.

Una forma muy rica de utilizarla es: abrir un pan de pita por la mitad, añadir tomate en rodajas, lechuga cortada finita, una pechuga de pollo a la plancha cortada en trozos y unas cuantas cucharadas de tzatziki por encima. ¡Riquísimo!

jueves, 9 de agosto de 2012

LENTEJAS EN ENSALADA

Esta mañana tenía decidido hacer lentejas guisadas para comer, pero al ver el día de calor que nos esperaba y la pereza enorme que me daba tener que cortar cebolla, ajo, etc. y sofreirlo todo y cocerlo todo y comerlo humeante... pues he pensado que mejor las preparaba en ensalada.

Y la verdad es que ha resultado un plato refrescante y muy rico (y eso que yo no soy una gran amante de las lentejas) y además, al añadirle huevo y atún, un plato único.

No me voy a enrollar con los beneficios, vitaminas, hierro, etc. que tienen las lentejas porque creo que todos las conocemos ya y ésta es una forma de comerlas en verano sin sudar la gota gorda.



Ingredientes (para cuatro personas)
  • 400 gr. de lentejas pardinas.
  • Una cebolleta fresca mediana.
  • 2 tomates frescos
  • 2 huevos cocidos
  • 2 latitas de atún en aceite de oliva
  • Aceite, vinagre y sal
He utilizado lentejas pardinas porque se pueden cocer sin tenerlas en remojo la noche anterior, pero podéis utilizar la que os guste más o la que tengáis en casa, también podéis, sobre todo si tenéis prisa, utilizar un bote de lentejas en conserva escurriéndolas muy bien de su líquido y lavándolas debajo del grifo. También podéis sustituir el atún en aceite por atún al natural y el plato os va a quedar igual de rico pero mucho más light.

Poner a cocer en la olla superrápida las lentejas sólo con agua, el tiempo que os indique el fabricante de la olla. Cuando estén cocidas, escurrirlas, pasarlas por agua fría y reservarlas.

Cortar el tomate en trozos pequeños, la cebolla en juliana y los huevos cocidos también en trozos. Añadírselo todo a las lentejas cocidas ponerle también el atún desmenuzado, si lo usáis en aceite de oliva echárselo también, teniendo la precaución de poner menos aceite después.

Aliñar con sal, aceite y vinagre y remover con cuidado. Servir frío pero no recién sacado de la nevera. Al día siguiente está mucho más rica.

Espero que os guste.