jueves, 3 de mayo de 2012

FABES CON SEPIA

Pues como parece que no llega el buen tiempo y que sigue lluvioso, hoy voy a poner una receta de cuchara que está muy rica y es una variación de las fabes con almejas y es estupenda para quien como, por ejemplo, mi hijo no le gusta ningún animalillo que tenga concha.

Es un plato muy fácil de hacer y puede ser muy económico usando la sepia congelada, las que venden en cualquier tienda de congelados o superficie son muy buenas teniendo la precaución de descongelarlas lentamente en la nevera. Y también se puede usar un bote de judias blancas, fabes o judiones cocidas y además de económica se convierte en una receta superrápida.


Ingredientes (para cuatro personas):
  • 400 gr. de judías blancas (o un bote de judías cocidas)
  • 2 sepias medianas
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • Un manojo de perejil
  • Aceite y sal.
  • 1 litro de caldo de pescado (aunque sobrará)
Poner las judías en remojo la noche anterior, en el caso de que no vayamos a usarlas de bote. Si la sepia es congelada acordaros de sacarla del congelador también la noche anterior (esto lo recalco, porque a mí se me suele olvidar frecuentemente y tengo que echar mano del microondas para descongelar).

Preparar un caldo de pescado con espinas y pescados, pero también se puede usar tranquilamente un brick de caldo de pescado de la marca que más os guste, pero no va a estar tan buena.

Cocer las judías en una olla rápida con una hoja de laurel y una cebolla durante el tiempo que nos marque, pero con 10 minutos suele ser suficiente.

En una olla poner dos o tres cucharadas aceite a calentar, sofreír la cebolla hasta que esté transparente. Machacar en un mortero los dientes de ajo con el perejil. Cuando la cebolla esté doradita añadir la sepia y dejar que se dore también, añadir el machacado de ajo y perejil.

Cuando veamos que la sepia ya está cocinada (más o menos 5 minutos), añadir el caldo hasta cubrir todo el conjunto, añadir las judías, rectificar de sal y dejar cocer tapado durante 15 minutos. Aunque no lo he puesto entre los ingredientes, cuando quedaban 5 minutos para terminar le eché un puñadito de gambas peladas para darle más sabor, pero esto es opcional.

Este plato acompañado de una ensalada es un plato único perfecto que, además, podemos tener preparado de víspera ya que está todavía más bueno de un día para otro.

7 comentarios:

  1. Me encantan las fabes! Nunca las había probado con sepia y tienen que estar riquísimas, ademas es un plato rápido y me Irene genial que últimamente no tengo tiempo. Este verano me voy de vacaciones a Asturias que hinchon de fabes ayyyy....

    Besicos!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que estaban buenas y son muy rápidas de hacer. ¡Qué suerte que te vayas de vacaciones a Asturias! Es un sitio precioso. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me gustan las fabes, pero nunca las he comido con sepia......me las apunto.

    ResponderEliminar
  4. Pues con sepia están buenísimas, ya me contarás si las pruebas. Gracias por comentar. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Al igual que Trini nunca las he probado con sepia, sólo la ha probado en guiso con patatas o con arroz. Yo también me la apunto.
    ¡Hay que ver lo que se aprende con los blogs!

    ResponderEliminar
  6. Pues están buenísimas así, y eso que a mí las judías blancas no son mis preferidas. Gracias por comentar. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Mira que está rica la sepia... A mi me encanta. Y las fabas ya ni te cuento, parte de mi familia es asturiana, así que he comido las fabas de muchas maneras,pero nunca con sepia.
    ¡Se lo diré a mi abuela para que me las haga!
    La foto es estupenda.
    Besitos y besotes.

    ResponderEliminar